Falta que Fepade aprehenda al dirigente panista: Rueda

0
472

Tras la aprehensión por parte de agentes de la Fepade del exsecretario de Desarrollo Social del Gobierno del Estado, Rigoberto Salazar Velasco, el presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Rogelio Rueda Sánchez, señaló que aún está pendiente la  detención de Jesús Fuentes Martínez, dirigente del PAN en el estado de Colima.

“Sin la aprehensión de Jesús Fuentes y Javier Jiménez Corzo, abogado del que fuera candidato panista a la gubernatura del estado, la PGR genera una imagen de impunidad en materia electoral”, señaló Rueda Sánchez.

Destacó que el propio PRI fue quien denunció ante la Fepade al exfuncionario estatal y a los panistas que resultaran responsables por el delito de alteración de documentos, pues  más allá de a qué partido pertenezca el infractor, el Partido está por el cumplimiento  a la Ley y el castigo a quienes la violenten.

“Nos preocupa que la Fepade actúe de manera parcial, por eso le requerimos una actuación imparcial para que no brinde impunidad a los panistas”, apuntó Rogelio Rueda.

El dirigente priista recordó que en la sentencia SUP-JRC-678/2015 y su acumulado SUP-JDC-1272/2015 de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que anuló la elección de gobernador, se ordenó dar vista a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales por la probable conducta delictiva de Fuentes Martínez y Jiménez Corzo, pues alteraron el listado nominal de electores.

Rueda Sánchez señaló que la actuación de la Fepade en contra del exfuncionario estatal parcialmente muestra que se combate a la impunidad; sin embargo ese combate es incompleto, pues no se sanciona a los políticos panistas que mintieron y alteraron documentación electoral.

Recordó que en la sentencia del TEPJF quedó acreditado que Jorge Luis Preciado y el PAN mintieron, pues alteraron documentos y, por consiguiente, cometieron delitos electorales, al fabricar pruebas con la intención de engañar a la sociedad colimense y a las autoridades electorales, respecto a que el siete de junio votaron muertos, migrantes, testigos de Jehová y el interno de un hospital siquiátrico.

Dijo que desde el pasado 22 de octubre, cuando el TEPJF anuló la elección ordinaria a gobernador de Colima, y posteriormente, el 25 de noviembre, cuando la Fepade consignó al presidente del Comité Directivo  Estatal del PAN, Jesús Fuentes, y al representante jurídico de Jorge Luis Preciado, Javier Jiménez, por el delito de alteración del Registro Federal de Electores y de los listados nominales, “nos esperanzó que en este asunto la impunidad no saldría victoriosa”.

Lamentó que en la primer quincena de diciembre, la juez Rosa María Cervantes Mejía  negara la orden de aprehensión contra  ellos, y la noticia en ese entonces difundida por la propia Fepade, respecto a que no controvertiría esa decisión, sino que repondría el proceso ministerial.

Indicó que la derrota electoral no es suficiente castigo para quienes hayan infringido la ley,  e insistió: “no pondremos más la otra mejilla, seguiremos denunciando la mentira y la comisión de delitos de otros partidos y candidatos”.

Finalmente, dijo que ante la aprehensión del exsecretario de Desarrollo Social, el PRI exige a la Fepade que resuelva a la brevedad, primero, la denuncia que el Revolucionario Institucional  presentó el pasado mes de mayo contra Jorge Luis Preciado, responsable de las tarjetas denominadas “Vengan esos cinco” y “La más preciada”, con las que se condicionó el voto por el PAN a cambio de un beneficio posterior en la campaña electoral ordinaria.

“También exigimos a esa Fiscalía actué contra Jesús Fuentes y Javier Jiménez Corzo, pues  mintieron, falsificaron documentos y, por consiguiente, cometieron delitos electorales que de ninguna manera deben quedar impunes”, finalizó.

LEAVE A REPLY